Asociación de Veteranos de Dragados

Pinche en las letras para adaptar el tamaño del texto

Públicas:617285

Privadas:6349

 

 TERTULIA NUESTRO MUNDO - NM57 - HARARI - PARTE I/III

Categoría: El hombre y su tiempo
Fecha: 20/01/2020

HARARI, Yuval Noah: 21 lecciones para s. XXI. E. Cabellos. Enero 2020.

Después de su primer libro “Sapiens”, magnífico estudio de la evolución de los homínidos y de su capacidad de transferir, no solo conocimientos tecnológicos, sino conceptos abstractos como los mitos y ritos que han modelado a todas las sociedades, este nuevo libro mira hacia el futuro y ya se sabe lo difícil que es ser profeta. Pero hay que leerlo con atención.Gran parte del futuro que vislumbra ya lo tenemos aquí, por poco avezados que seamos.

Es obra de enorme interés como aproximación de lo que puede ser este siglo que nuestros hijos y nietos van a encaminar, muchos hasta su impredecible final. Haría algunas observaciones generales sobre ciertos matices a considerar desde el inicio.

Harari utiliza continuamente el concepto “liberalismo” o “liberal”, que en España queda bastante desvirtuado por la mala praxis política y su afán de etiquetar sin criterio alguno. Sospecho que no ha chirriado así en otros muchos países. El autor lo utiliza con significación de pensar y actuar de forma autónoma, o como libre pensador que se coloca por encima de su cuna israelita y de los fantasmas de su pasado, que son muchos.

En esta línea adopta una posición muy crítica sobre todos los relatos que se evaden de la realidad en un tono agnóstico, no solo en lo religioso, sino en todos los planteamientos sin fundamento que la humanidad ha ido tejiendo y destejiendo.

Va en ascenso desde los temas más técnicos a los más ideológicos y tiene la honestidad de dedicar el último capítulo a desnudarse como Yo Yuval, explicando que es fruto de sus genes, sus neuronas, su personal historia y el “dharma” que lo acompaña. Explica sus naturales sesgos, y explica su línea de pensamiento y, tal vez, no considera las últimas experiencias de las primeras universidades USA, o el proyecto BRAIN de Rafael Yuste en Univ. Columbia, con financiación del gobierno USA.

Tal como describe la evolución del Sapiens, y su tendencia a preocuparse por peligros procedentes de circunstancias ambiguas o inexistentes, el autor también aplica ciertas dosis de milenarismos, admitiendo escenarios muy preocupantes, cuya posibilidad se enmarca tan solo en una predicción de base escueta y discutible.

Algo que le honra, y que podría haber sido una rémora, es su valiente defensa de valores liberales y, a pesar de su condición de judío israelita, no acepta su cultura e incluso hay una sutil burla de sus compatriotas y de sus valores sagrados, así como de su intransigencia con sus vecinos palestinos. A propósito de intransigencia, este es uno de sus caballos de batalla contra los nacionalismos, que contempla como una plaga que rompe la convivencia.

Hay un punto que quiero resaltar, por ser en mí un pensamiento preocupado y recurrente, como es la Educación con mayúsculas. Cuando el autor ya ha descrito los desafíos a que nos enfrentamos en todos los ámbitos, al haber repasado y analizado las incógnitas y los peligros que corremos como humanidad sometida a severas incógnitas, dedica unas páginas a la educación como única salida posible a todos los retos, y propone un nuevo esquema de formación y educación capaz de darle valor al ser humano. Está en la línea de Ortega y Gasset, cuando en la república clamaba por “Educación y Cultura” como el primer objetivo, que nadie escuchó.

Doy un somero repaso de diversas cuestiones del libro, con mis comentarios entre paréntesis():

1-  Desafío Político. Decepción. El fin de la historia se ha pospuesto.Biotecnología e IA

Hoy lo liberal está medio secuestrado por dictadores, populistas, caos y autocracia.

El humano piensa más en mitos que en hechos, números y datos.

Desde la crisis de 2008 surgen temas como inmigración o autocracias. China que había sido aceptada como Capitalismo de Estado se pone en duda, mientras Xi Jinping pone en valor su comunismo.

En 2019 no existe un relato con fuerza. Muchas personas y países no ven un futuro en un chok como el sufrido por Rusia cuando desaparece la URSS.

La disrupción tecnológica produce desorientación. Nos anuncian Inteligencia Artificial (IA) y robots con, tal vez, humanos en paro.

¿Acaso los presupuestos del estado serán aprobados por un algoritmo? El humano es más hábil manejando herramientas que en inventarlas. Ya no lucharemos por el puesto de trabajo, que no existirá sin esperanza.

La primera globalización y la revolución industrial consiguiente terminó en la 1ªGM (guerra mundial), y su desestabilización condujo a la 2ªGM. Después el supermercado tuvo más éxito y arrinconó al gulag.

China hoy juega en el mercado mundial con reglas del liberalismo, libre competencia y ofrece lo que el mercado busca.Rusia es el paraíso de oligarcas y monopolios, y pretende controlar y mediatizar a la Europa envejecida y miedosa.

La cultura occidental es consciente de un reparto irregular de la riqueza, hasta un cierto punto (nunca en el pasado hubo tanta similitud), y sabe que el crecimiento no puede ser un objetivo. La visión actual busca un mejor producto, con menos energía, y más reciclable. Llevamos un siglo mejorándolo, pero la IA y la tecnología no sabemos a dónde noslleva.

2-  Trabajo. Cuando te hagas mayor, puede que no tengas un empleo

Las tecnologías cambiaron el s. XX, ahora ellas nos van a cambiar a nosotros. Antes la sociedad era fruto de la técnica, la religión, el poder y unos valores consecuentes. Ahora tiende al pánico milenarista, lo anterior queda superado, pero aparece un misterio: ¿existirá el puesto de trabajo? El s. XIX nos enseñó que la máquina hacia el esfuerzo físico, y el humano lo cognitivo. Parece que en s. XXI la máquina hará lo físico, y también lo cognitivo (previa programación).

Hoy sabemos que la “intuición humana” consiste en un “reconocimiento de patrones” que la IA realiza sin dificultades. El cerebro se forma y aprende por el mecanismo de ensayo-error, lo cual es la IA que ya es operativa en conducir un coche, seleccionar inversión en bolsa, intuir que me mienten (como en test de Touring), entender un “farol” (gana al póker), detectar inseguridades. Además la IA supera al humano en conectividad, actualización y predicción. En medicina es muy eficaz en el diagnóstico.

(Negroponte nos contaba recientemente, en Madrid, que ya comió carne fabricada por cultivo de células animales, sin animal. Es el inicio del fin de la ganadería, acusada de tan contaminante)

El arte será difícilmente robotizable porque maneja emociones, hasta que los algoritmos y la IA sean capaces de entender y manipular esas emociones, como Mozart, Picasso, o Neruda. (El programa BRAIN de Yuste está empezando a entender el cerebro, sus interacciones neuronales, y la forma de razonar, sentir, reaccionar, hasta reconocer la físico-química de emociones y sentimientos).

Los drones han eliminado a pilotos, pero en operaciones especiales en USA, cada dron necesita 30 personas en programación, análisis de datos, mantenimiento, control, y otras 80 personas en interpretar sus datos y sacar conclusiones para futuras misiones. El humano no competirá con IA, sino que será cooperador. Serán cargos de pericia y amplios conocimientos multidisciplinares. Los que tengan una formación simple o poco imbricada en IA serán desechables sin encaje.

En 1997 Deep Blue de IBM derrota a GariKaspárov campeón mundial de ajedrez. En 2017 Alpha Zero de Google derrota al programa Stockfish, campeón mundial de 2016 que calculaba 70 millones de posiciones por segundo, de 100 partidas ganó 28, empató 72, y nunca perdió. Alpha Zero solo procesaba 80.000 /seg. y no fue enseñado. Solo tenía el reglamento y estaba programado para autoaprendizaje. Lo fantástico e increíble es que su autoaprendizaje solo precisó 4 horas causando sensación por genial y creativo.

Los futuros puestos de trabajo serán cambiantes y necesitarán formación continua. Con cambio estresante habrá que educar para el cambio continuo asimilando nuevos roles.

En 2020 ya hay mucha IA que no percibimos y el empleo apropiado se ha adaptado. (Olvidemos España que es mal ejemplo). En USA, países nórdicos, tecnológicos punteros de Asia el paro es del 3-5%. (lo estamos haciendo mal y la educación española fracasa).

(Harari cae en milenarismos, desde la primera industrialización hemos avanzado en mecanización, complejidad, y hemos avanzado con empleo estable. Existía más paro en feudalismo y vamos a mejor. Falta adaptarnos a nuevos ritmos).

Google dirige nuestros gustos, las compras y la economía. Su poder puede cambiar el mercado y controlarlo eliminando intermediarios y manos poco rentables, en horizontes peligrosos. Añadamos Amazon y Facebook, y sus homólogos chinos Baidu y Tencent.

Harari propone crear nuevos trabajos: cuidador de niños o ancianos, ayuda al vecino o a comunidad en algo que parecería comunismo. (que parece remedio del chocolate del loro. La Renta Básica Universal RBU ha fracasado en Finlandia, Canadá y Suiza).

Los países mejor colocados tienen empresas tecnológicas de alto nivel, los parias serán los de empleo de bajo nivel sin materias primas deseadas. Nadie buscará obrero barato y poco cualificado. (parece como si Harari se dirigiese a España por bajo nivel).

3-  Libertad. Los macrodatos nos buscan.

El autor hace un canto a la libertad en todos los sentidos. Identifica la política y su entorno como el manejo de nuestros sentimientos y emociones, nada que ver con un razonamiento riguroso y sin mitos. Esa confianza en tales pulsiones irracionales las declara como nuestro talón de Aquiles.

La creencia liberal no es natural ni antigua. Por miles de años se creyó que la autoridad procedía de leyes divinas, ante las que había que plegarse. Los sentimientos morales aparecen para la cooperación y cohesión de la tribu o el grupo. Luego pasamos a creer a los humanos y pronto al algoritmo. Hoy los datos de Google o Baidu pueden ser nuestra opinión. La biotecnología junto con informática y algoritmos pronto sabrán como pensamos los humanos.

En 2050 desde joven la medicina te preparará para llegar a 120 años, llevaremos sensores biométricos, y una IA sabrá lo que nos pasa, lo que sentimos y lo que opinamos. Nada podremos ocultar, ni los más recónditos pensamientos. La TV nos dirá la película qué queremos ver y la que más nos satisfará, y la persona con la que queremos salir, o la que más nos emociona. Los macrodatos tienen muchos problemas, pero son la mejor opción. (parafrasea a W. Churchill). Igual que confiamos en Google y Amazon. ¿qué pasará con el libre mercado, con las elecciones, cómo veremos el mundo, elegiremos empleo? En decisiones importantes juega la ética, la religión, la enseñanza familiar. Pero ya hoy el coche autónomo que decide cómo actuar ante víctimas. Toyota tiene dos modelos el T. Egoísta y el T. Altruista con diferentes criterios de decisión.

El Sapiens se mueve por principios básicos como sobrevivir, alimentarse y copular para tener descendencia. ¿cómo compatibilizarlo con la IA? Los macrodatos ante un gobierno radical es una amenaza incompatible, manejando a ciudadanos como marionetas. (Harari milenarista). Pero también el político será controlado, mediatizado, ordenado, por IA, que le marcará un camino, un presupuesto y sus objetivos.

(Harari parece que ha llegado demasiado lejos. No parece verosímil. Sospecho que la IA y los macrodatos estarán en diferentes órbitas que colisionarían y que, salvo piratería, habrá un control más o menos adecuado. Lo que sí parece es, que las personas con menos educación y preparación quedarán más marginadas que en el mundo actual. ¿tal vez estamos viviendo el mejor momento de la historia y vamos a peor? No lo creo, no sé cómo, pero espero que un juego de poderes y contrapoderes, en plural, nos garantice un mejor futuro).

IA y conciencia son muy diferentes e irreductibles, y no es posible que el robot nos esclavice. La IA será capaz de analizar sentimientos, pero no será capaz de generar sus propios sentimientos, que no tiene.Pero ya hoy los piratas hacker nos manipulan y nos engañan para que votemos de cierta forma. El voto individual está ya muy manejado por los medios, redes sociales, Tv, uasap, etc.

4-  Igualdad. Quien tiene los datos controla el futuro.

Desde el s. XVIII al XXI cada vez existe más igualdad y menos injusticias gracias a la globalización y a la internacionalización. Desde la esclavitud y clases sociales inamovibles, unidas al terruño, hemos avanzado a gozar de libertades, acceso a tecnologías, ascensor social, organismos internacionales, viajes. Desde ahora caminamos hacia enormes diferencias sociales, casi castas biológicas (el Harari milenarista).

El Sapiens cazador apenas tenía propiedades y tenían mucha igualdad. El recolector neolítico ya guarda grano, vive en centros mínimamente urbanos, y hay vida y estructuras sociales. Crea un primer comercio que genera valores. Las grandes civilizaciones del medio oriente, Egipto, Sumeria, generan esclavitud y enormes diferencias sociales con máximas diferencias. Roma crea una estructura basada en la ley, el “iusgentium” que se amplía a los “peregrini”, que unifica y evita la arbitrariedad. El orden romano exige mando y estratificación. El Medioevo es un retroceso, hay poco que repartir, el comercio es casi inexistente, y las condiciones de vida se precarizan en manos del señor feudal. El Renacimiento recoge lo mejor del imperio romano, el hombre tiene valores propios y el humanismo es un paso de gigante. (Hay esclavitud, los esclavos negros de Guinea que traen los portugueses son una moda, pero el comercio genera mucha riqueza que beneficia a todas las clases y alivia las desigualdades). El Despotismo Ilustrado tiene dos caras. El poder es radical y las diferencias sociales aumentan, al tiempo que la Ilustración implanta valores, hay un primer resurgir de la ciencia que será el germen de la primera revolución industrial. Esa primera Revolución energética e industrial genera riqueza para pocos y máxima diferencia de clases. Desde finales del XIX hay un avance casi sostenido, salvo algunas guerras, mejorando las condiciones a todos los niveles. (Harari menciona el dato de que el 1% más rico posee el 50% de la riqueza mundial; y los 100 más ricos tienen un patrimonio igual que los 4.000 millones más pobres. Es un dato muy equívoco. Hay millones de personas que no están en ese 1% pero tienen las mejores condiciones de vida; al tiempo que existen enormes patrimonios controlados por personas agobiadas por falta de efectivo. Se confunde patrimonio con ingresos. El “señorito” del pueblo gana menos que el albañil y vive sobresaltado por la incierta cosecha).

La IA podría eliminar el valor económico del humano. Y la Biotecnología puede generar desigualdad biológica con su capacidad de alargar la vida, suprimir enfermedades, diferenciar coberturas. Se podría comprar vida y salud. (¿puede ser un diagnóstico excesivo y lejos de lo lógico, o no?).

Para evitar la concentración de riqueza y poder habría que regular la propiedad de los datos. Hasta hoy el bien más preciado era 1º la tierra. 2º máquinas. 3º datos. Ya hoy Google, Amazon, Facebook, Baidu, Tencent dan info, diversión, y obtienen nuestros datos como preciosa mercancía. No somos sus clientes, somos su producto.A medio plazo su primera víctima será la publicidad. Serán los algoritmos los que nos venderán lo que queremos, que lo sabrán todo de nosotros. Y manejarán mi mente. Es algo similar a lo que pasó en África y América en s. XVI –XVII cuando se compró dominio por abalorios.

El humano y la máquina de IA llegarán a fusionarse y el hombre sin ellos no sobrevivirá. En el dilema entre salud y privacidad ya va venciendo la primera. ¿a quién pertenecen mis datos, mi ADN, mi cerebro, a mí, al gobierno, o a una empresa privada? El gran problema será REGULAR SU PROPIEDAD.

5-  Desafío Político. Comunidad. Los humanos tenemos cuerpo. Cooperación Global

Nacionalismo, religión y cultura dificultan la cooperación.

En 2017 Zuckerberg dueño de Facebook detecta la desintegración de comunidades humanas y quiere liderar la formación de ellas en Facebook para aumentar el tejido social y un mundo unido. Meses después se descubre que su Cambridge Analytica vendía sus datos a gobiernos para manipular elecciones. Como en la edad de piedra el humano precisa comunidades íntimas, de unas pocas docenas (nadie tiene más de 100 – 150 amigos). En menos de 50 años las comunidades íntimas se van diluyendo y se llenan de vidas solitarias. Los problemas sociales seguirán necesitando políticos y sacerdotes. Pero solo hay comunidad con raíces mediante el contacto personal fuera de línea. Solo así hay una profundidad que no existe en lo virtual. Estamos todo el día colgados del móvil, pero el humano tiene cuerpo y necesita sensaciones y emociones físicas, que no da lo virtual.

La humanidad pasó un millón de años sin religión, ni nación y puede que así viva en s. XXI. Pero no puede ser feliz desconectado de su cuerpo, que requiere atención a su salud, pasear, tener espacios verdes, conocer otros entornos y, para ello, hace falta dinero y amigos. Y las tecnológicas evaden impuestos y son culpables de la calidad de vida. En la historia las empresas nunca han encabezado revoluciones sociales o políticas, que ni sus accionistas ni empleados están dispuestos a liderar.

6-  Civilización. Solo existe una sola civilización.

Desde Egipto y Fenicia, o Roma y Cartago, siempre hubo choque de civilizaciones. Hoy se plantea entre cristianismo de occidente e islamismo árabe, que representan los Derechos Humanos frente al Integrismo medieval. (ahora aparece China cuyo choque en vez de ideológico es comercial). La selección natural conduce a la lucha de especies por sobrevivir. Siempre surge el que se adapta mejor.

Harari pone como ejemplo la constitución de la UE (nunca ratificada) por la común herencia cultural, religiosa y humanista, en su Declaración de Derechos Humanos, que aglutina fuerzas históricas como Roma, Bizancio, Carlomagno, las cruzadas, la inquisición, los príncipes y papas renacentistas, Luis XIV, Napoleón, Hitler, Stalin (y el gran éxito de Europa por Adenauer, De Gasperi, Schuman, De Gaulle, Monet). (Harari duda y no considera posible la unión de diferentes, pero Europa aglutina a cristianos, calvinistas y luteranos, judíos, integristas y agnósticos bajo una sola enseña).

El s. XXI ha aglutinado grupos muy diferentes. Hace 1.000 años había mil grupos irreconciliables, hoy en la ONU se reúnen cerca de 200 estados con parlamentos, derechos y privilegios similares. En los JJOO todos los países se unifican bajo una única bandera, un solo himnoy unas solas reglas.

A lo largo del XXI casi todos tendremos visión parecida y problemas semejantes en biología, robótica, empleo, y tendremos que llegar a acuerdos. Los nuevos nacionalismos fragmentarios no aportan nada. En vez de soluciones son facciones que dificultan acuerdos y cooperación.

7 -  Nacionalismo. Los problemas globales necesitan respuestas globales.

Han muerto los extremismos y cada país valora un buen gobierno. La globalización traspasa formas de vida semejantes, pero surgen populismos que quieren aislarse. El humano vivió miles de años en pequeñas comunidades que se basaban en la lealtad mutua al grupo. Cuando la nación son millones solo les une la educación y sus mitos fundacionales. El nacionalismo conduce a menudo a la guerra. Después de la 2ªGM y la Guerra Fría se ve que la globalización es positiva, pero el egoísmo busca fricción y ruptura.

Reto Nuclear. Con la Guerra fría desde 1945 solo quedan guerras locales, pocas fronteras cambian y los muertos disminuyen. Pero desde 2010 USA y Rusia desarrollan nuevas armas tecnológicas como los drones. La américa de Trump y el Brexit de UK van solos. China e india son potencias nucleares con nacionalismos peligrosos. El arma nuclear se considera poder disuasorio no utilizable.

El Cambio Climático favorece a Rusia (abriéndole la ruta del ártico, con revolución comercial, a sus 9 puertos y al ahorro de millas. Kamchatka puede ser un nuevo Singapur). Rusia y los países del golfo viven del combustible fósil. USA paradójicamente sube el arancel a los paneles solares (que en 2018 Trump había impulsado) para proteger a su industria interior. De poco sirve el IPCC para el Cambio Climático si China, India y Rusia no lo apoyan.

El Reto Tecnológico ataca las creencias éticas y religiosas de muchos. La IA y sus consecuencias son impredecibles. (aquí Harari entra en bucle sobre lo que opina el nacionalismo).

Planeta Tierra. Queda sometido en XXI a tres grandes retos: 1º Nuclear. 2º Tecnológico. 3º Ecológico. La guerraNuclear nadie la quiere pues conduce a la autodestrucción. En un momento se temió un terrorismo privado, pero cada país lo teme y se guarda solo como amenaza disuasiva no utilizable a no ser casos de locura. Lo Tecnológico es el gran caballo de batalla con enormes incógnitas (que Harari no entra a analizar y lo deja pendiente como amenaza soterrada). El Cambio Climático puede potenciar nuevas tecnologías (y Harari tampoco lo enfrenta. Viendo el origen de las emisiones queda claro que el 70- 80% proceden de China, India, Rusia y USA, que no son nada entusiastas y nada aportan. También hay criterios discutibles como distinguir entre origen antropocéntrico y otros como corriente hialina, deriva continental, o el criterio de proyección de resultados sin un modelo de predicción, todo ello dentro de un marco más ambicioso del CC continuo en la historia).

Ante los dilemas del futuro hay que plantear criterios globales: ecología, economía, política, clima, etc. todos ellos dentro de un sistema global con sus interacciones.

Harari plantea que el nacionalismo catalán ha generado violencia, pero mucha menos que en 1714 o en 1939. Parece que podemos felicitarnos.

Su pregunta final: ¿ayudarán a resolver nuestros retos las tradiciones culturales y religiosas?, ¿tendrán participación los mitos constitutivos de casi todas las culturas?

(Mi respuesta: lo primero y más importante es incidir en la Educación. Educar el espíritu cívico, colaborativo, universal, en la certeza del cambio que requerirá nuevas habilidades y mente cada vez más flexible. Es la única forma para salvarnos de lo que ya está aquí y se enconará más rápido).

8-  Religión. Dios al servicio de la nación.

Ni científicos ni gobiernos tienen en sus manos, ni saben cómo se desarrollará nuestro próximo futuro. ¿Acaso las religiones humanas persistirán?, ¿Cómo se adaptarán? En occidente la biblia ha perdido presencia y su creacionismo cada vez es menos admitido, y sustituido por la teoría de la evolución y de la selección natural. Pero el Corán o los Vedas siguen conformando la sociedad y el pensamiento mágico de unos 1.800 millones de seres, movilizando más de media Asia. ¿Les seguirá occidente, o buscará la guía en la ciencia y en el análisis sociológico?

Plantea Harari tres tipos de problemas: Técnicos, Políticos y de Identidad. Las religiones no resuelven los dos primeros, pero sí aportan criterios a los de Identidad. Históricamente la agricultura sometida a ciclos imprevisibles recurrió a invocaciones, sacrificios, rezos e incluso imprecaciones a los cielos cuando no llovía a gusto, o cuando las plagas asolaban la huerta. Poco actuaba la religión en el acontecer político salvo muy contadas circunstancias en ciertos países teocráticos, en los que la religión inunda todos los aspectos de la vida. Es el caso de Israel y el judaísmo, donde los ortodoxos viven a costa de los demás absteniéndose del trabajo y dedicados a estudios teológicos de corto alcance. Irán a partir de la caída del Shah, muy occidentalizado, cayó en manos del culto chií que pone desde el presidente de la república hasta los movimientos armados. Por último, la Arabia Saudita de rito suní que marca desde el enclaustramiento de las mujeres, a las costumbres más inocentes, difícilmente inteligibles para un occidental.

Japón sintoísta en XIX tenía creencias animistas, con espíritus que vagaban como fantasmas. Al ser derrotado por USA en 1853, crea un sintoísmo de estado que adora al emperador, pero que avanza en tecnología de forma que logró misiles guiados antes que Alemania y avanzó la tecnología de las V-2 de Hitler en 2ªGM, con kamikazes suicidas.Después de nueva derrota ante USA en 1945 el emperador renuncia a su consideración como dios vivo, que supuso una crisis dentro de su sintoísmo.

Las religiones son más bien parte del problema, antes que su solución. (Harari vuelve a entrar en bucle)

9-  Inmigración. Algunas culturas podrían ser mejores que otras.

Harari se pregunta si hay culturas mejores que otras. La globalización nos ha hecho a todos, o casi a todos, muy parecidos, con similares rutinas, y criterios.

Hemos hecho una Europa multicultural, diversa y tolerante, lo cual atrae a más inmigración de África y oriente. Nos prefieren a Arabia, Irán, Rusia o Japón. Pero la condición de integrarse y renunciar a parte de su cultura no se cumple. Si la tolerante Europa admite a intolerantes (Islam y extremistas) se ofende a sí misma.

10-     Desesperación y esperanza. Terrorismo.No nos asustemos. Hay que ser más humildes.

Salvo la gran matanza el 11-S-2001 en NY, desde hace muchos años el terrorismo mata muy pocas personas, pero infunde terror, que es lo que pretende. El primer día de la batalla del Somme de 1ªGM el 1-7-1916 murieron 19.000 británicos con 40.000 heridos; cuando terminó en noviembre se contaban 300.000 muertos y un millón de bajas. El ataque japonés a Pearl Harbor 1941 no fue importante por las bajas, que fueron pocas, sino por la desmoralización que supuso, sin poder responder a Japón en el Pacífico.

El terrorista no piensa como un general, sino como un director de teatro causando un impacto emocional. Ante el terrorismo el estado usa medios limitados, mientras el terrorista busca provocar una reacción enorme y, sobre todo, pánico. El medievo rebosaba violencia, por nombrar un abad dos señores feudales podían formar una mortandad. Un muerto no significaba nada y no existía el terrorismo. Los estados del XXI limitan la violencia. Vivimos mejor y somos menos violentos por coacción legal. Por ello el terrorista causa choque social, y el estado monta el teatro de la seguridad.

El miedo actual reside en si algún terror puede controlar un arma nuclear, biológica o química. La fuerte reacción USA ante el 11-S residía en el miedo a otro ataque sin control, y la presión en Afganistán pretendía inmovilizar a Al Qaida en su madriguera.

Entonces Bill Clinton temía que la desmembración de la URSS dejase sin control su arma nuclear. (Hoy el temor reside en la Trampa de Tucídides del poder militar chino, a su control del mar de China como su mare Nostrum, y al control del Pacífico con su flota submarina nuclear).

11-     Guerra. No subestimemos la estupidez humana.

Las décadas desde 1950 son las más pacíficas de la historia. En el neolítico la violencia generaba el 15% de las muertes. En s. XX eran el 5%. En lo que llevamos del XXI solo el 1%. Hoy el miedo a la guerra reside en Corea del norte. Desde Asiria los imperios se formaban por conquista violenta. Tras los fracasos de USA y China en Vietnam, la conquista es tecnológica. Se luchaba por territorio que daba esclavos, minería, la compra de Tejas y California a México remuneraba en ganado, oro y tierras. Hoy el valor de California es la ciencia de Silicon Valley, y no tiene minas de litio ni riqueza natural.

Después de la 2ªGM los países del eje derrotados resurgieron con fuerza en 10 años. El mundo es mucho más complejo que el ajedrez y el humano no lo entiende, o lo entiende mal. El mejor remedio es la Humildad y Cooperación mutua para alcanzar objetivos comunes.

Pero no podemos ni debemos subestimar la estupidez humana.

12-     Humildad. No somos el centro del mundo.

No mirarse el ombligo. Los griegos tuvieron a Homero, Platón, Sófocles. China el imperio Amarillo y la dinastía Xia y Shang cuando Roma ni existía. La india el Mahabarata, las grandes concepciones del universo, y en s. XX teoría de misiles y del átomo. Egipto estuvo en el inicio de todo. Y antes se había inventado la ciudad, el comercio y el valor del cambio, la escritura, la moral y el arte.

Harari se burla de su Israel y su judaísmo, y de su prepotencia. Compara su huella en la humanidad casi ridícula, y su mérito de premios Nobel lo separa como labor individual en centros de investigación fuera de Israel, fuera de la órbita religiosa judía. El éxito judío en la ciencia se debe a la educación.

Las concepciones politeístas de oriente, budismo, confucianismo, sintoísmo, han demostrado ser más tolerantes que las occidentales religiones del Libro, judaísmo, cristianismo e islamismo. China en 40 siglos nunca tuvo guerras de religión, y en toda Asia los enfrentamientos puramente religiosos fueron mínimos. (Parece que el Génesis erró cuando dice que nuestros padres Adán y Eva fueron expulsados “al este del edén”, porque todas lasguerras de religión se han fijado en occidente).

El monoteísmo no parece mejorar las normas morales. El musulmán no es más ético que el hindú, ni los conquistadores de América o África mejores que incas, mayas o animistas africanos.Ashoga, s. III aC, emperador de la India proclamó la tolerancia: “Todo crecimiento personal tiene por base la templanza, no alabar la propia religión, ni condenar a las otras”. En 200 dC el imperio romano era tan múltiple y tolerante como la India; luego Constantinopara promover el cristianismo persiguió a las otras religiones. A fin del s. IV se suspendieron los JJOO por paganos. Muchas religiones elogian el valor de la humildad, pero se imaginan ser el centro del universo y la única verdad.

13-     Dios. No tomes el nombre de dios en vano.

(El tercer mandamiento, repetido en el Génesis y en el Deuteronomio, es “No tomes el nombre de dios en vano”). ¿Es dios un misterio cósmico, o un legislador mundano? El dios de los filósofos es aquel del que no podemos decir nada, solo EL. Todos los libros sagrados fueron escritos por Sapiens imaginativos. Las leyes de las religiones fueron útiles para el orden social por milenios. La creencia en dios fue vital, con grandes consecuencias positivas para la humanidad. La moral es algo natural, no tiene precedentes en nada sobrenatural, todos los mamíferos sociales poseen códigos éticos muy similares a los 10 mandamientos. Algunos como el delfín, el elefante, o los córvidos, tienen facultades lindantes con las humanas, como la risa, el juego, el pesar por el compañero fallecido, el autorreconocimiento, o distinguir lo que produce sufrimiento ajeno.

Todas las culturas valoran la generosidad, honradez, no violencia, y sin embargo países muy secularizados como los nórdicos o Chequia son menos violentos que los países latinos que son más religiosos. Todas las sociedades han adoptado el “no hagas a los demás lo que no quieres para ti”, o el “ayuda al cercano o próximo”, axiomas que nacen en oriente cinco siglos antes de Jesucristo.

14-     Laicismo. Acepta tu sombra. (es tal vez el tema preferido por Harari)

Los laicos no reclaman el monopolio de la moral o de la sabiduría. Ser laico es un compromiso con la verdad. La verdad es la base de la ciencia moderna, la fe no. La fe no demuestra que nada sea cierto. El segundo compromiso del laico es con la compasión. La ética laica tiene dilemas ¿qué hacer si una acción beneficia a uno y perjudica a otro?, la respuesta será en función de emociones y sentimientos, con criterios del comportamiento. El laico valora los intercambios personales, materiales y de afectos, que tienden a la igualdad; y antepone la libertad de pensar, investigar y experimentar, sin admitir autoridad de líderes o textos. Antepone la libertad de dudar, como Galileo o Rosa Parks en apoyo de los negros.

El laico demanda el valor de luchar contra prejuicios, opresión y contra estereotipos, y buscar lo desconocido. Las grandes tragedias de la historia residen en los que no dudan y están seguros de poseer la verdad.

En economía hay profetas radicales del mercado libre, del crecimiento, del marxismo o del capitalismo, que no son nada laicos. Los demócratas liberales admiten muchos errores, pero fallan al aplicar su credo a elecciones generales y libres, ante populistas y manipuladores, que caen en dictaduras.

Algunas religiones han beneficiado a la humanidad y algún dogma laico, como los derechos naturales, han traído desgracia. En este campo hay preferencias, pero no conclusiones definitivas.

El Art. 19 de los Derechos Humanos dice “Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión”, pero para ciertos Sapiens es de aplicación dudosa. Desde la biotecnología el “derecho a la vida” ¿significa que el objetivo es vencer o retrasar la muerte? Si existen derechos humanos ¿los super humanos manejados con altas tecnologías, gozarán de super derechos?

El dogma de los derechos humanos nace ante la Inquisición, el “ancienregime”, los nazis o el KKK. Pero no es útil ante ciborgs, o humanos manejados por IA.

Jesús predicó el amor, pero la Inquisición o las cruzadas lo distorsionaron. Los colonos protestantes en Irlanda y en USA hicieron lo mismo. Los textos de Karl Marx no crean el gulag, sino Lenin y Stalin. Darwin no es culpable de las purgas nazis, ni del holocausto. La postura laica también debe reconocer errores. Al tomar decisiones es más fiable el que reconoce sus límites y sus dudas, que el que está seguro de su infalibilidad.

15-     Verdad. Ignorancia. Sabes menos de lo que crees. El proceso global es más complejo

Ignoramos gran parte de lo que nos pasa ahora y casi todo del futuro. Pensamos que el terrorismo no será tan malo y que la tecnología nos dará sorpresas. La democracia se basa en que el votante sabe lo que es mejor. La economía tiene racionalidad. El cliente siempre tiene razón. La educación es suficiente para crear ciudadanos. Todas estas afirmaciones bordean el error.

El individuo racional es una fantasía occidental, chovinista, que ensalza la capacidad del hombre blanco.

La neurociencia enseña que todas las decisiones son reacciones emocionales y atajos intuitivos nada fiables. La razón es un mito, como la individualidad. Lo que nos guía es la tribu que hace falta para criar a un niño y para resolver cualquier conflicto. Lo que aventajó al Sapiens fue su capacidad de actuar en grupo homogéneo con parámetros conjuntados.

Un cazador-recolector de hace 10.000 años sabía cómo manejarse solo y crear una familia y una tribu. Hoy si nos dejan solos en el campo nos morimos a los 3 días. El triunfo del Sapiens es confiar en el saber de los demás. El mundo es muy complejo y novemos ni entendemos lo que nos pasa. Sin tener ni idea pontificamos sobre mercado chino, cambio climático, política económica o sentencias judiciales.

Cada grupo piensa como la mayoría del grupo y el espíritu crítico es escaso. Opinamos sobre todo porque nuestro grupo crea nuestra opinión. Un ayuntamiento sigue una política educativa y otro a 20-50 km la opuesta. Como Monty Python en vida de Brian.

El poder deforma la visión y el análisis de la realidad queda sesgado por rebaños de asesores. Tanto política como empresa son desorientados por mil intereses egoístas. El poder, como un agujero negro, deforma el espacio y todo lo que lo rodea. Harari cuenta su cena con Netanyahu y sus asesores, comedia de enredo y falsedades. ¿y la moral, y la justicia?

Volver

© 2006 Asociación de Veteranos de Dragados

Todos los derechos reservados Términos de uso - Privacidad - Aviso Legal